Arxivar per vivir

Mundos secretos.

Posted in Sentiemientos de Merc with tags , , , , on 10 Abril 2015 by mrc15

Hace ya mucho tiempo, pero mucho, que no escribo nada. Tengo uno de esos parones en los que no recuerdas qué es eso llamado “inspiración”… Y te ofuscas.

Te ofuscas porque te gusta y adoras escribir, pero hace tanto que no te viene una idea de esas que tienes que dejarlo todo para desarrollarla, porque sabes que va a ser algo grande.

A fin de cuentas son simples épocas que pasarán, pero son peores cuando tienes algo en la cabeza que por sí solo evoluciona. Me refiero a momentos, a sentimientos, a situaciones, a todo un mundo con sus propias vidas, ajenas al real.

Tal vez sólo sean las ganas que tengo de escapar de este mundo.

De escapar y de vivir otras vidas, otras aventuras a la ya típica de ciudad.

Despertar una mañana, limpiarse la cara en una pequeña cascada e ir en busca de aventuras. Volar en dragones, bucear en aguas cristalinas, correr junto a lobos…

Sí, en definitiva ese sería un buen día.

Un buen día en mis mundos secretos.

PD: Disfrutadlo. 

Contigo, sin ti.

Posted in Sentiemientos de Merc with tags , , , , , , , , , on 13 Novembre 2012 by mrc15

En toda relación, ya sea amorosa, sexual o amistosa, hay algo que hace que la relación sea cada vez mayor y más fuerte.

Los recuerdos.

Un recuerdo es más que un pequeño momento, es aquello que recordarás y te hará sonreír, o llorar. Pero también son traicioneros, un recuerdo bonito puede transformarse en uno desagradable. Primero sonrisas, después lágrimas.

Pero las relaciones también pueden cambiar, pasando de un extremo a otro. Amigos que acaban siendo pareja, amigos con una relación sexual que acaban sintiendo algo más… Historias hay muchas y de todos los colores.

Pero no todas (o la gran mayoría) de relaciones son para siempre, tienen una fecha de caducidad.

Al final, para nuestra sorpresa, sólo quedan los recuerdos.

No sabemos qué nos espera mañana, puede ser bueno o malo, no hay forma de saberlo.

Muchos piensan en evitar éste sufrimiento, simplemente no viviéndolo. Vivir en la ignorancia, en el pensamiento de “y si hubiera pasado…”.

Pero para un servidor ésto no es vivir.

Vida sólo tenemos una y hay que disfrutarla, exprimirla, gozarla.

Está claro que no vamos a poder vivirlo todo, pero ésa no es razón para no intentarlo.

Caeremos miles de veces, pero en cada una nos levantaremos con más fuerza.

¿A qué quiero llegar? A que, querido lector, vive tu vida sin temor a que los recuerdos puedan hundirte en un pozo sin fondo, lleno de oscuridad, lleno de desesperación y lágrimas. Pues no son quién cómo para no dejarte vivir.

Levanta tu puño y grita bien alto que sigues con vida, y que nada podrá acabar contigo.

Y por cierto, sonríe.

Correr sin temor a la caída, más que una forma de pensar.